Saltar al contenido

Cmdte. Rafael Morán Valverde

 

Nació en Guayaquil el 5 de abril de 1904. Su hermano Teodoro fue un excelente oficial de marina que alcanzo el grado de capitán de Navío. Hijo legítimo del Mayor Agustín Moran Jara y de Clotilde Valverde Cepeda.

Fue su padrino de Bautizo el General Eloy Alfaro.

Sus estudios primarios los efectuó en una de las escuelas regentadas por los Padres Salesianos y los secundarios en el colegio Tomas Martínez de su ciudad natal.

El año de 1924 ingreso a la Escuela Naval a bordo del crucero "Cotopaxi", bajo la dirección disciplinaras y administrativa del Capitán de Navío Rafael Andrade Lalama, y cuya dirección técnica correspondía al entonces Teniente de Fragata Teodoro Moran Valverde.

El mes de abril de 1927 se incorpora de Alférez de Fragata, y su primera destinación fue el cañonero "Cotopaxi". Con aquel grado ocupa también cargos en la M/V "patria" y el aviso "Tarqui". El 12 de febrero de 1934 es ascendido a alférez de navío. Entre los años de 1935 y 1936 consta como en comisión en la región oriental. Para 1937 es destinado al B/E "Presidente Alfaro". En la marina chilena efectúa prácticas en la escuadra y navega al sur a bordo del Destructor "Riquelme".

A su retorno, en1938. Continúa en el mismo buque, en el cual se organiza un curso especial de artillería, que lo cuenta como alumno, entre otros oficiales.

Luego de permanecer dos meses (Noviembre y Diciembre) en el servicio de faros, es designado Segundo Comandante del B/E "Presidente Alfaro". En 1940 ocupa plazas en la misma unidad y en el cañonero "Calderón".

El 21 de agosto de aquel año contrae matrimonio con doña América Cañarte de cuya unión nacieron 4 hijos, entre ellos Galo, quien fue cadete de la escuela Naval "Arturo Prat", en goce de una beca de gobierno chileno, pero falleció, en el Ínterin, en un accidente en junio de 1964.

En febrero de 1941 consta como Comandante del aviso "Atahualpa" hasta que en el mes de julio, con el grado de Teniente de Fragata es nombrado Comandante Interino del cañonero "Calderón" cuando se avecinaban sombríos días para la Patria. El 25 de julio al mando de 60 valientes lograron derrotar en combate desigual al destructor peruano "Almirante Villar", siendo esta una heroica y memorable gesta. Al comandante Rafael Morán le toco la suerte de comandar a un grupo de valientes, y con ellos escribió la página más sublime de nuestra historia naval, al presentar combate desigual a un enemigo superior en material, pero no así en espíritu patriótico. La Armada reconoce ese triunfo como una hazaña, y Morán y sus hombres están recompensados en nombre de la patria agradecida, con la condecoración "Cruz de Guerra".

En julio de 1941 nuestro territorio estaba invadido por fuerzas peruanas que habían  generalizado su ofensiva en toda la línea de frontera y penetrado en el sector entre Huaquillas y Chacras, en instancia en que la patria contaba con escaso armamento para defender su heredad. Por ello el 6 de julio de ese año el cañonero "Calderón" se dirigió a "Punta de Piedra" de cuyo fuerte recogió la munición para sus cañones, gran cantidad de ella en estado inservible por su vetustez de dicho material bélico, por lo que se efectuaron las adecuaciones posibles a la misma.  Aun así el buque estaba preparado con las limitaciones del caso.  Era su Comandante el TNFG. Rafael Morán Valverde, actuaba como segundo a bordo el ALFG. César Endara Peñaherrera y  como ingeniero el antiguo marino TNFG. Abrahán  Game Bustamante, se hacía prioritario el envío a la provincia de El Oro de material de guerra y logística y el transporte de tropa, por lo que el 24 de julio se ordenó que el moto velero "Olmedo" y las motonaves (Pinta) y  (Deisy Edith) con dicho cargamento, sean escoltados por el cañonero "Calderón" hasta Puerto Bolívar, con la misión de establecer un servicio de vigilancia riguroso y de que en caso de encontrar en su paso al enemigo sostener la defensa a despecho del propio sacrificio, a fin de que las naves del convoy puedan llegar a su destino.

A las 23h00 del 24 de julio de 1941 zarpó el "Calderón", desde Guayaquil, convoyando a dichos buques nacionales, se iniciaba de esta forma la navegación y siendo las 06h00 del día 25, llegaron hasta la boca de Jambelí, fondeando a las 08h30 frente a Puerto Bolívar, permaneciendo ahí para proceder al desembarco que efectuaban las tres motonaves mencionadas. A  las 10h25, cuando ya habían terminado dicho desembarco se da alarma aérea, y para tener campo de maniobra zarparon hacia el Golfo.

A las 11h15 cuando navegaban con rumbo norte el vigía anunció la presencia de un buque a la cuadra de babor, el "Calderón" estaba a una distancia aproximada de tres millas del Faro de Jambelí.  Al acercarse se lo reconoció como destructor de bandera peruana, por lo que el Cmdte. Rafael Morán Valverde mandó a caer 180 grados el rumbo.  Aquel buque era el destructor "Almirante Villar", que se encontraba en el área conformando la fuerza naval peruana, que había sido enviada con el propósito de interceptar los convoyes ecuatorianos que conducían el abastecimiento hacia Puerto Bolívar. El enemigo cayó a estribor, navegando ambos con un rumbo paralelo, a las 11h25, se ordenó zafarrancho de combate y a las 11h30 el enemigo rompe fuego con un cañón de proa.  El "Calderón" repele con nutrido fuego, entablándose el duelo de artillería entre ambos buques, el que duró hasta las 11h46, instantes en que "Calderón" logró ocultarse del enemigo herido, tras la boca de Jambelí.  Terminada la acción el cañonero "Calderón" fondeó en Puerto Bolívar a las 12h11.

La contienda fue absolutamente desigual por ser el destructor peruano enormemente superior en dimensiones, características y condiciones bélicas. El Cmdte. Morán Valverde informó que se sostuvo la acción únicamente con el cañón de tres pulgadas de proa y dos antiaéreas de 20 mm., ya que el cañón de tres pulgadas de popa falló después del primer   disparo, que impacto en la popa del buque enemigo, el cañón antiaéreo   de   popa   hizo   varios impactos en la  superestructuras del destructor peruano y de los 15 proyectiles que disparo el cañón de proa dos fueron efectivos pues sus impactos deterioraron   partes   vitales  del   enemigo y   causaron   bajas   en   su  personal    por   otro lado el cañonero "Calderón" no sufrió daño alguno a pesar de que los piques del enemigo pasaron muy cercanos al buque.

Es obvio que el resultado favorable para nuestra nave de guerra se debió a la heroicidad con que combatió la tripulación, pues a pesar de la deficiencia absoluta del material, tal es que de los proyectiles solo respondieron un 30% como lo informa el Cmdt. Morán Valverde, los artilleros gracias a su pericia nivelaron a su favor el combate.

El 16 de septiembre de 1941, Rafael Morán Valverde fue ascendido al grado de capitán de corbeta y el 8 de octubre es dado el paso al aviso "Atahualpa". El 13 de mayo de 1944, atendiendo a su solicitud es dado de baja del servicio activo. Fue condecorado con la "Cruz de Guerra", declarado Héroe Nacional. Falleció en Guayaquil el 2 de mayo de 1958. El 24 de septiembre del mismo año fue ascendido post-mortem al grado de Capitán de Fragata.