Saltar al contenido

Tradiciones Navales

 
La Escuela Superior Naval a través de su historia ha procurado mantener siempre vigentes todas las tradiciones que le dan vida . Al hablar del guardiamarina estamos hablando de la Armada misma, de los líderes del mañana. 
 

SALUDO CON LA MANO.

Existe la posibilidad de situar el origen del saludo en la edad media en que era costumbre de los caballeros levantar sus viseras con el objeto de ser reconocidos por sus compañeros del ejército o de otros ejércitos.

Debido a la diferencia de rango se cree que en la edad media el inferior estaba obligado a descubrirse primero, en consecuencia, la distinción de clases dieron origen a esta costumbre.

El saludo con la mano que se practica en la Marina de Guerra es una herencia de la Real Armada británica que a su vez imitó al Ejército. En principio el saludo se lo hacía afuera en señal de que no se llevaba nada en la misma.  Posteriormente en las unidades militares organizadas, el inferior se descubría al dirigirse o encontrarse con un superior.

El saludo naval, con la palma hacia abajo, se dice que ha evolucionado debido a que las palmas de la mano de la flota de guerra, en particular los marineros, estaban a menudo sucias por el trabajo a bordo y se consideró un insulto el presentar una palma sucia a un oficial. 

Expresión tradicional del Guardiamarina símbolo de cortesía, respeto mutuo y buenos modales . La mano a la visera no se la lleva únicamente para saludar, sino también para dar parte (informar el cumplimiento de una orden) o pedir permiso  para realizar alguna actividad. El saludo al pabellón es considerado como expresión de respeto y patriotismo por lo que debe cumplirse por todo militar.

Es también conocido como "saludo romano" el cual es un gesto en el cual una persona extiende su brazo hacia adelante, de manera recta, con la palma de la mano hacia abajo. El brazo suele extenderse de manera paralela al suelo o formando un ángulo indeterminado hacia arriba.

EL PITO MARINERO
 

Es un instrumento de viento metálico que produce dos sonidos, uno muy agudo y estridente, y otro más grave y suave, que permite transmitir órdenes pese a los gritos y el ruido producido por el fragor del combate o de fuertes temporales.

El Pito Marinero del Contramaestre es el más antiguo y distintivo de las piezas del equipo marinero. Lo encontramos desde la época de las galeras en la que era usado para llamar al personal, dirigir las maniobras o faenas marineras y, más tarde en la cruzada de 1248 los cruzados ingleses a una señal de pito acudían a la cubierta para combatir.

Luego se usó como distintivo de oficial y en algunos casos fue distintivo de honor, siendo el símbolo del Almirantazgo británico desde el siglo XVIII. Después de 1645 comienza a usarse el pito para honores al Príncipe o al Lord del almirantazgo con la explicación que las trompetas eran muy sonoras dentro del alcance de un Mosquete y debían silenciarse para que todos aquellos que tenían pito (Oficiales) tocaran por tres veces como señal de saludo, luego se lo adopta con ligeras variaciones por las Armadas modernas incluyendo la Armada del Ecuador.